Las ventajas de las piscinas de madera

30.12.2019

Algunos piensan que las piscinas de madera son una cosa del pasado, pero eso no está ni cerca de la realidad.

Las piscinas de madera presentan excelentes ventajas que las pueden convertir en la opción ideal. En el pasado, las diferencias entre una piscina de obra y una montable eran notarias, pero la realidad es que son cada vez menos. Por ejemplo, en la actualidad las piscinas de madera tienen un resistente revestimiento exterior, muy duradero, que convierten a las piscinas de madera en una buena inversión.

No podemos pasar por alto que la madera sigue siendo uno de los materiales más usados en la construcción de todo tipo de estructura por ser duradera, flexible, adaptativa y estéticamente agradable. Por ejemplo, si tienes una decoración rústica, una piscina de madera encajará perfectamente en el espacio.

El roble y el pino son los materiales más utilizados para construir las piscinas de madera, ya que son fuertes y resistentes. La madera va a recibir un tratamiento especial que evitará la humedad y la aparición de hongos o insectos, dejando un material fiable, apto, resistente y duradero.

Las piscinas de madera están disponibles en distintos diseños y, su diseño exterior, nos da la oportunidad de personalizar el espacio con acabados, más o menos rústicos, elegantes, modernos, o hasta personalizados con dibujos u "obras de arte" realizadas por los más pequeños.

Otra gran ventaja de las piscinas de madera es su precio, ya que tienen un costo mucho menor que el de las piscinas de obras, siempre dependiendo de su tamaño, diseño y calidad.

También la instalación de las piscinas de maderas es mucho más rápida y fácil que las estructuras de obras. Piensa en todos los dolores de cabeza que te ahorrarás al no tener una obra en casa y todos los problemas que esto ocasiona.

Las piscinas de madera, frente a las piscinas armables, presentan la ventaja de que no es necesario desmontarlas y se pueden dejar instaladas todo el año, siendo también estéticamente más agradables.

Si hablamos del mantenimiento de las piscinas de madera, este será el mismo que el de una de obra, ya que necesitan filtros, depuradoras y mantener el agua en un estado óptimo. Si quieres evitar estos trabajos durante el invierno, siempre podrás desmontarla, disfrutar del espacio del jardín y volverla a sacar con la nueva temporada de calor.

En las piscinas de madera también se pueden agregar otros elementos decorativos o que hagan más cómodo el espacio, como escaleras o luces. Estas pequeñas mejoras se pueden realizar sin ningún cambio en la estructura y llevarán tu espacio a otro nivel. Recuerda que las piscinas de madera son una estructura de lujo y agradables, que presentan un buen precio y muchos puntos a su favor.